MARÍA NATUREZA

Todes sabemos que la desnudez sigue siendo un tabú para un gran porcentaje de personas en el mundo y más en países como Guatemala. 

No sé si está de más o no mencionar las múltiples veces que personas conocidas y desconocidas me han dicho que «me respete», que «me valore» que «si soy puta”;  y bueno, ¿cómo responder a eso? Ustedes no saben cuanto yo amo, respeto y valoro este culito.

Mi primera sesión de desnudo fue para un proyecto de un amigo que estaba estudiando fotografía hace cuatro años -yo tenía 18-, y pues sí estaba nerviosa. Me pude dar cuenta que él estaba tres veces más nervioso tratando de guardar la distancia adecuada, viendo pero sin ver, tratando de ser lo más profesional posible.  Para mí fue una experiencia bastante agradable porque él me transmitió respeto en todo momento y yo a esa edad ya me estaba deconstruyendo; es decir, ya entendía que la desnudez es natural y estaba bastante en paz con mi cuerpo.

Luego de eso creo que las oportunidades fueron llegando, fotógrafos y artistas me buscaron para sus proyectos artísticos y yo muy feliz de apoyar al arte y SENTIRME una obra de arte. 

Cuando Camilo me habló por primera vez para ser parte de su proyecto Censurado Guatemala, me sentí muy emocionada y hornada de participar; pero por energías de la vida no me fue posible ser parte de ese maravilloso proyecto. A pesar de las complicaciones, un año -o tal vez un poco más- por fin logramos coincidir para hacer una de las sesiones más lindas y especiales que he trabajado. 

Trabajar con Camilo es toda una experiencia.  Él con su creatividad, puntualidad, talento y pasión logra capturar la realidad y la esencia de las personas que fotografía. Me siento realmente dichosa de ahora formar parte de su portafolio.

Gracias Camilo por las bellas fotos y memorable experiencia, gracias a todes quienes ven este portafolio también.

———

Algunas veces me han preguntado qué se siente o cómo me atreví a posar desnuda ante una cámara y por ende para una persona detrás de la cámara.  Contestando a esta interrogante, quiero aprovechar este espacio para darles algunas recomendaciones que podrían serles de utilidad.

1. Si quieres hacer una sesión de desnudo no esperes que él/la fotógrafo haga “magia”, entiéndase quite o ponga cosas en tu cuerpo. Mírate al espejo desnude y acéptalo tal y como es.  Trabaja en las cosas que amas y las que aún no también. Las fotos plasman la realidad; si te sientes segure con tu cuerpo y relajade eso se verá reflejado en las fotos.

2. Hazlo primero tú misme para conocer los ángulos que más te gustan, busca inspiración y explora tu cuerpo.

3. Elige a un(a) fotógrafo que te inspire y con quien te sientas segure. Camilo es muy profesional y estoy segura que si haces una sesión con él te la vas a disfrutar y vas a amar los resultados.

4. Sé tu misme y no tengas miedo al qué dirán les demás. Ya sea que quieras compartir las fotografías o las quieras solo para ti, no te tiene que importar lo que piensan otras personas.  Ten en claro que es TU CUERPO, TU VIDA!!!

5 comentarios en “MARÍA NATUREZA

Responder a Abel Flores Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s